LÍNEA OSMÓTICA CABIRÓ: INNOVADORA, EFICAZ Y SEGURA

¿QUÉ ES?​
Producto de la línea de tratamientos que contienen ectoína y trealosa (patente Osmoshield®) y la tecnología patentada Microceramid®

¿QUÉ HACE?
La patente Osmoshield® favorece la vitalidad celular y restablece el equilibrio osmótico hasta en las células más profundas.
La tecnología Microceramid® ayuda a reconstruir la barrera epidérmica.

¿PARA QUÉ SIRVE?
La piel del rostro y del contorno de ojos tiene un aspecto más uniforme, elástico, luminoso y relajado.
Acción antiedad global.

Estamos de enhorabuena. Tras las pruebas realizadas por expertos internacionales en valoración y pruebas de control (ISPE) de Italia y de Barcelona, podemos afirmar que la nueva línea osmótica Cabiró, gracias a sus patentes registradas Osmoshields  y Microceramid, contraresta el envejecimiento cutáneo y aporta una acción antiedad global.

Los osmoprotectores Ectoína y Trehalosa favorecen el volumen y la presión ideales de las células, los niveles presentes en las células jóvenes o en condiciones de total bienestar.

Los tratamientos tradicionales tienen una acción específica en la superficie de la piel. Pero el tratamiento osmótico Cabiró antiedad alcanza las células cutáneas más profundas gracias al envío de activos hacia ellas y activando así un proceso de reparación global.

Por otro lado la Microceramid es una asociación óptima de tres lípidos fundamentales : ceramidas, manitol y ácidos grasos  (micronizados con tecnología spray -drying) capaz de intervenir de forma eficaz en la reparación de la barrera epidérmica.

La protección UV 24 horas antiradicales libres protegen la piel del día y noche frente a los daños provocados por la exposición solar.

El resultado es una piel visiblemente más uniforme, elástica, luminosa y tersa.

La cosmética avanzada, innovadora, segura y efectiva , ya no es exclusiva de grandes marcas. Farmacia Cabiró te invita a que pruebes la línea Osmótica de su laboratorio. Además está al alcance de todos los bolsillos. Ver línea osmótica.

¿NO TE LO CREES?

¿Y AHORA TAMPOCO?