DIEZ PASOS PARA DEJAR DE FUMAR

Paso 1: Debes tener claro por qué dejas de fumar.

Puedes tomarte 1 ó 2 días para pensar acerca de las razones para dejar de fumar:

  • Mejorar la salud, dolor de garganta, tos, fatiga al ejercicio, infecciones de repetición.
  • No empeorar la salud, miedo a enfermar, el doble de riesgo de enfermedades del corazón, seis veces más enfisema, diez veces más de cáncer de pulmón, 5-8 menos de años de vida.
  • Problemas financieros (dinero).
  • Dar ejemplo a los niños.
  • No empeorar la salud de los hijos.
  • Aprobación social, laboral y familiar.
  • Razones de estética, mal aliento, dientes amarillos, arrugas.
  • Después debes de realizar una reflexión profunda. También debes sopesar la obesidad que se producirá y tenerlo claro antes de pasar al siguiente Paso.

Paso 2: Toma una decisión positiva

En esta situación debes tomar una decisión positiva (“debo dejar de fumar”). Esta elección debe de ser una acción definitiva sopesada, basada en un juicio racional.

En los días sucesivos deberás realizar esta reflexión tan frecuentemente como tengas ganas de volver a fumar. Este deseo es propio de la abstinencia de nicotina y de la consideración de tu vida futura sin fumar. El tomar esta decisión genera inmediatamente una defensa en el ansia por fumar.

Debes elegir una fecha, el fin de año, un cumpleaños, un embarazo, etc … Debe de ser un día que se asocie al cambio de vida, un antes y un después.

Paso 3: Una vez abandonado el tabaco debes de hacer este sentimiento perpetuo, lo mejor para no fumar es no volver a fumar.

La decisión y el abandono de fumar debe ser una decisión de pocos días no una decisión de poco a poco y en meses. La peor parte está en los tres primeros días, a partir de los 5 días el ansia por fumar es menos intensa y más fácilmente superable.

Para superar esta fase te ayudarán la dieta y los consejos de vida posteriores, pero debes de pensar siempre en el presente y tomar la decisión de no fumar en el presente día, no pienses en el futuro.

Debes de conocer las posibles causas de abandonar el intento, para poder sobreponerte a ellas.

Ante el deseo de fumar, respira muy profundamente, relajate, bebe agua, mastica chicle.

Si presentas insomnio, evita el café, haz ejercicio.

Estreñimiento, debes de comer alimentos ricos en fibra (cereales, verduras).

Nerviosismo, evita el café, haz ejercicio, toma un baño, etc…

Cansancio, duerme muchas horas, ten paciencia.

También debes de evaluar los síntomas positivos que enseguida empezarás a experimentar según avanza el tiempo desde el último cigarrillo fumado:

A los 20 minutos:

  • La presión arterial baja a su nivel normal.

  • El ritmo cardíaco desciende a la cifra normal.

  • La temperatura de los pies y de las manos aumenta a su punto normal.

Pasadas 8 horas:

  • La concentración de monóxido de carbono en la sangre baja a su nivel normal.

  • La concentración de oxígeno en la sangre sube a su nivel normal.

A las 24 horas:

  • Disminuye el riesgo de sufrir un infarto cardíaco.

Pasadas 48 horas:

  • Las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse.

  • Aumenta la agudeza del olfato y del gusto.

  • Caminar y hacer ejercicio suave se vuelve más fácil .

De 2 a 3 semanas:

  • Mejora la circulación.

  • La función pulmonar aumenta hasta en 30%.

De 1 a 9 meses:

  • Disminuyen la tos, la congestión nasal, la fatiga y la falta de aliento.

  • Vuelven a crecer cilios en los pulmones, lo que aumenta la capacidad para arrojar flemas y resistir a las infecciones.

  • Un año después, el riesgo de padecer insuficiencia coronaria es 50% menor que el de un fumador.

Paso 4: Importancia de la dieta en el periodo inicial.

Toma comidas ligeras, da prioridad a frutas en grandes cantidades y vegetales, que además de facilitarte la abstinencia, te aportarán vitaminas C y B.

No tomes carnes ni pescados fritos o guisados , no tomes postres azucarados. El azúcar puede impedir la absorción de ciertas vitaminas que serán fundamentales para estos días (mejoran la función nerviosa). No tomes condimentos fuertes, mostaza, pimienta, chile, …; éstos producen aumento del ansia de fumar . Ten cuidado con los pasteles, pastas, chocolate, ten en cuenta que no quieres engordar y además no te conviene. Lo ideal es tomar solo zumos y frutas el primer día , pero si es importante comer por tu trabajo o actividad te damos este consejo:

  • Desayuno– Fruta fresca, cereales con leche fría, una tostada de pan.

  • Comida– Sopa, sandwich de jamón dulce, ensalada, fruta fresca.

  • Cena – Sopa, ensalada, queso fresco, patatas cocidas, jamón dulce, fruta fresca.

Paso 5. Bebe mucha agua

Toma mucho líquido, 5 ó 6 vasos de agua al día o zumos de frutas naturales o leche o sopa o gazpacho. Es importante para eliminar la nicotina y para evitar la ansiedad, además de ser necesario para tu sistema nervioso.No debes tomar café o te son estimulantes del sistema nervioso y te generarán más ansiedad de fumar. No debes tomar alcohol, empeora el juicio tomado sobre dejar de fumar y estimula el cerebro. Es fatal y la asociación fumar-alcohol es casi una pareja inseparable.

Paso 6. Agua también sobre tu cuerpo

Debes darte frecuentes duchas y baños durante la primera semana, la piel es un órgano excretor y por ello el estimular mediante el agua esta función te ayudará a pasar tu abstinencia y limpiar de nicotina tu cuerpo.

Paso 7. Fuerza la inhalación de oxígeno

Debes de realizar inhalaciones profundas de aire, en momentos de ansiedad y sobre todo después de las comidas. Debes de moverte y pasear sobre todo después de comer o cenar durante 15/20 minutos. Realiza ejercicio e intenta no quedarte sentado después de comer.

Paso 8. Voluntad y hábitos rígidos

Acuéstate a la hora adecuada, duerme 8 horas y levántate para un desayuno adecuado. Come lo que debas comer a las horas y realiza el ejercicio preciso a la hora fijada.

Paso 9. Busca apoyo y ayuda exterior

Debes contar con familiares o amigos que te apoyen en tu objetivo. El intentar animar el entorno a tu proyecto te generará más satisfacción y te apoyará a la vez. Si tienes fe o eres religioso busca apoyo en ello, en los momentos de debilidad puede ser de gran ayuda.

Paso 10. Date una oportunidad para triunfar

Muchas personas lo consiguen, ¿por qué tú no, te crees inferior? Debes tener en cuenta que estás consiguiendo algo muy grande. No olvides nunca las razones de tu decisión, un hábito de años debe de ser controlado cada día con fuerza, no debe ser olvidado por la noche, HAS ELEGIDO DEJAR DE FUMAR.

¿Quieres dejar de fumar?. Realiza un sencillo test (Test de Richmond) sobre las “ganas” reales que tienes de dejar de fumar. Consulta consejos prácticos sobre cómo lograrlo.